Cuando se pierde el norte

 

Uno de los portavoces del PP de Villalbilla, Oscar Sagüillo, tacha a Villalbilla de república bananera, nos acusa de censores y nos compara con Hugo Chaves y Fidel Castro. Todo porque el concejal de Seguridad, Fernando López, informa al Pleno Municipal sobre, precisamente, seguridad ciudadana. ¡¡¡Tiene bemoles la cosa!!!!

Debe ser porque, en el ADN político de Oscar Sagüillo, la obligación de informar a los ciudadanos (el Pleno es el máximo órgano de relación entre los ciudadanos y sus representantes), no existe ese cromosoma. Eso sí, él nos cuenta que ha visto recientemente la película Tiburón. ¡¡¡Que emocionante!!!

Si solo hubiese sido esta anécdota lo pasaríamos por alto, nos reiríamos un rato y a otra cosa. Pero como se dedica a faltar a la verdad y pone en boca del concejal cosas que no son ciertas y además le acusa de falsedades, pues nos vemos obligado a responderle.

En síntesis el concejal, en su informe, además de aportar datos comparativos de la evolución de la seguridad, pide que no se exacerbe el problema, porque es contraproducente para el mejor desarrollo del trabajo de los policías. Que el método para garantizar de la mejor manera posible la seguridad, es trabajar en silencio, realizarlo con prudencia y sin pregonarlo a los cuatro vientos. Es decir todo lo contrario a lo que hace el portavoz Oscar Sagüillo.

Las faltas a la verdad de Oscar Sagüillo.

Una: Acusa al concejal de afirmar que algunos hablan de seguridad porque no tienen nada mejor que hacer; porque hay mucho desocupado y mucho parado que se entretiene en esas cosas y que estar parado es vergonzoso. Sin embargo eso no es cierto, en ningún momento el concejal hizo referencia a parados o desocupados, ni a vergüenzas, ni a nada por el estilo.

Dos: Acusa al concejal de favorecer a determinado trabajador municipal asegurando que se le ha aumentado el cargo y el sueldo en esta legislatura. Sin embargo no es cierto, al trabajador al que hace referencia, ni se le ha aumentado el cargo ni el sueldo, es radicalmente falso.

Tres: Acusa al concejal de afirmar que no tiene otra cosa que hacer que ir por los bares. Sucede que no entendió la retórica del concejal cuando dijo que él (el concejal) no tenía tiempo de andar tomando café; aquí su compañero Oscar Fonfría le puede explicar el significado de “Un café con…”, que es a lo que se refería el concejal de seguridad. Quizás no lo entendió porque ni siquiera conoce lo que hace su propio compañero de partido.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Critica Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s